Diferencia entre revisiones de «Prótesis Audiológicas y Recursos Auditivos»

De Wiki Diversidad Funcional (Widifu)
Saltar a: navegación, buscar
(Página creada con «= Introducción =»)
 
Línea 1: Línea 1:
 
= Introducción =
 
= Introducción =
 +
Cuando hablamos de hipoacúsicos postlocutivos se hace referencia a personas cuya hipoacusia ha aparecido una vez adquirido el lenguaje y superado el periodo crítico de adquisición del mismo, hacia los 3 – 4 años aproximadamente. Pero existe otro tipo de sujetos que también forman parte de este grupo, son aquellos en los que la hipoacúsia se manifiesta ya entrados en la madurez. Esto últimos son un amplio sector de nuestra sociedad que va en aumento debido a la incidencia de esta patología entre la población adulta.
 +
 +
Este tipo de pacientes manifiestan unas necesidades que radican en un mismo objetivo común a todos los hipoacúsicos, incluidos los prelocutivos: tener una audición funcional; pero a su vez dista en gran medida de las necesidades inherentes a estos. En el caso de los postlocutivos adultos encontramos un desarrollo cognitivo completo así como un desarrollo comunicativo ya adquirido, de ahí que los objetivos a desarrollar en la intervención con estos sujetos se centren en adaptarse a su nueva audición y restablecer la función perdida lo más tempranamente posible.
 +
 +
La pérdida de audición en la edad adulta puede producirse por causas bien distintas: puede aparecer de forma rápida debido, por ejemplo, a un traumatismo o progresivamente debido a la edad como ocurre con la presbiacusia, siendo esta una de las causas de mayor incidencia en la edad adulta. Una vez el sujeto manifiesta la pérdida de audición, empiezan a producirse cambios significativos que afectarán a su vida diaria en mayor o menor medida dependiendo de tres factores destacables: el grado de pérdida que posea, las características personales del sujeto junto con su motivación y el entorno familiar y social.
 +
 +
Según nos comentan cuando acuden por primera vez a la asociación uno de los principales problemas a los que se enfrentan es la falta de comprensión del lenguaje oral, debido a la falta de información que obtienen del mensaje, ya que parte de este se pierde. Les resulta muy complejo acceder a toda la información que les llega y muchos manifiestan la sensación de “oír pero no entender”, debido a que son incapaces de descodificar la palabra hablada. Les resulta muy complicado seguir una conversación, sobre todo si es entre varias personas y en ambientes ruidosos. Además, en  la mayoría de casos nos indican que les comentan que su tono de voz ha aumentado considerablemente, aunque ellos no se han percatado de ello.
 +
 +
= Objetivos =
 +
 +
Una vez comentadas las características de este tipo de hipoacusia y su problemática, resulta obvio señalar que lo más recomendable es la adaptación protésica, realizada por profesionales cualificados lo más tempranamente posible, junto con un programa de rehabilitación auditiva para asegurarse que las prótesis auditivas resulten útiles. Por ello en este artículo haremos una breve descripción de los diferentes tipos de prótesis auditivas, centrándonos en las más demandadas por los afectados por esta patología y con los que actualmente trabajamos en la asociación. Además comentaremos algunos de los recursos auditivos a los que pueden tener acceso, tanto en lugares públicos como privados, y de los cuales pueden beneficiarse.
 +
 +
= Ayudas técnicas auditivas =
 +
 +
Se define prótesis auditiva como “elementos materiales de apoyo acústico, es decir, el conjunto de aparatos tecnológicos que tienen el fin de ayudar a recuperar la sensibilidad sonora.” (http://www.gaesivsordera.es/blog/protesis-auditiva/#sthash.3lRoLN0V.dpuf).
 +
 +
El uso de prótesis auditivas en adultos va a depender del tipo de pérdida que tengan, por ello en hipoacusias moderadas son recomendables los audífonos para mantener un buen nivel auditivo, así como se hacen precisos en hipoacusias severas ya que sin ellos resulta muy complicado llegar al lenguaje oral y en hipoacusias profundas son forzosamente un elemento necesario para acceder al mundo sonoro. Los tipos de prótesis auditivas con las que trabajamos y las más generalizadas en las hipoacusias postlocutivas son los  audífonos y los implantes cocleares.
 +
 +
== Audífonos ==
 +
 +
Definimos los audífonos como dispositivos destinado a mejorar, corregir o rehabilitar la audición de los deficientes auditivos, para una adaptación específica o apropiada a sus capacidades de percepción y tolerancia. (FIAPAS, Jáudenes, C. et al. (2004): Manual Básico de Formación Especializada sobre Discapacidad Auditiva (4º e.). Madrid, Fiapas)
 +
 +
Entre nuestros usuarios de este tipo de prótesis todos disponen de audífonos con tecnología digital, los más utilizados hoy en día debido a los grandes avances realizados en las últimas décadas en este campo y a sus mejores prestaciones.
 +
 +
A diferencia de los audífonos analógicos, los audífonos con tecnología digital cuentan con numerosos elementos que facilitan su manejo por parte del beneficiario y mejoran notablemente la audición. Una de las prestaciones más importantes consiste en incorporar varios programas, cada uno con una programación distinta, y adaptados a diferentes situaciones. El programa denominado generalmente como “confort” o “principal” es programado conforme las necesidades acústicas que presente cada paciente en concreto. Los otros programas normalmente se utilizan en distintas situaciones sonoras donde el programa principal no resulte tan útil, como pueden ser ambientes ruidosos.
 +
 +
Otra prestación destacable es la Tele-bobina, mediante este sistema el audífono o implante puede beneficiarse del uso de recursos auditivos externos y posteriormente veremos su utilidad en el apartado de recursos auditivos.
 +
 +
* Componentes:
 +
 +
Todos los audífonos constan de un micrófono, encargado de captar los sonidos del exterior transformándolos en señales eléctricas. El procesador analiza la señal eléctrica enviada por el micrófono y la modifica. El amplificador es un circuito electrónico encargado de amplificar la señal acústica; por último, el auricular transforma la energía eléctrica en energía acústica para su posterior emisión al oído.
 +
 +
* Tipos de audífonos:
 +
 +
Según el diseño y donde estén situados los audífonos encontramos diferentes tipos:
 +
 +
'''Audífonos retroauriculares:''' La principal característica de este tipo de audífonos es su colocación, situada detrás del pabellón auditivo y en general, son los audífonos más demandados en la actualidad. Entre este tipo de audífonos diferenciamos distintos tipos según las necesidades de cada portador.
 +
 +
- Los audífonos BTE son los más utilizados por abarcar todo el rango de pérdidas auditivas (de leves a profundas), son más resistentes y disponen de un mantenimiento más económico, todo esto unido a su funcionalidad hacen que resulten muy competitivos.
 +
Sus principales componentes son: una carcasa retroauricular que aloja los componentes electrónicos, el molde situado dentro del oído externo y un tubo acústico encargado de transmitir el sonido y unir la carcasa al molde.
 +
 +
- Los audífonos Open Fit resultan recomendables en pacientes con otitis crónica debido a que al no alojar molde en el interior del oído externo facilita la ventilación del mismo.
 +
 +
- Los audífonos RITE son recomendables en pérdidas moderadas y severas. Además presentan menos problemas de retroalimentación y mejoran la ganancia en las frecuencias agudas.
 +
 +
'''Audífonos Intraauriculares:''' Aparte de los audífonos retroauriculares, encontramos en el mercado este otro tipo de audífonos cuya principal cualidad, y que los diferencia de los anteriores, es el lugar dónde van alojados, el interior del canal auditivo externo.
 +
Existen diferentes modelos dentro de este tipo de audífonos, como los modelos ITE o intraconcha, ITC o intracanal o los CIC. Pero todos ellos comparten unas características comunes: ofrecen menos potencia que los retroauriculares y por ello se aconsejan para pérdidas más leves, proporcionan mayores ventajas estéticas al quedar alojados dentro del canal auditivo externo. Un inconveniente es que no son recomendables en niños.

Revisión del 12:11 4 feb 2015

Introducción

Cuando hablamos de hipoacúsicos postlocutivos se hace referencia a personas cuya hipoacusia ha aparecido una vez adquirido el lenguaje y superado el periodo crítico de adquisición del mismo, hacia los 3 – 4 años aproximadamente. Pero existe otro tipo de sujetos que también forman parte de este grupo, son aquellos en los que la hipoacúsia se manifiesta ya entrados en la madurez. Esto últimos son un amplio sector de nuestra sociedad que va en aumento debido a la incidencia de esta patología entre la población adulta.

Este tipo de pacientes manifiestan unas necesidades que radican en un mismo objetivo común a todos los hipoacúsicos, incluidos los prelocutivos: tener una audición funcional; pero a su vez dista en gran medida de las necesidades inherentes a estos. En el caso de los postlocutivos adultos encontramos un desarrollo cognitivo completo así como un desarrollo comunicativo ya adquirido, de ahí que los objetivos a desarrollar en la intervención con estos sujetos se centren en adaptarse a su nueva audición y restablecer la función perdida lo más tempranamente posible.

La pérdida de audición en la edad adulta puede producirse por causas bien distintas: puede aparecer de forma rápida debido, por ejemplo, a un traumatismo o progresivamente debido a la edad como ocurre con la presbiacusia, siendo esta una de las causas de mayor incidencia en la edad adulta. Una vez el sujeto manifiesta la pérdida de audición, empiezan a producirse cambios significativos que afectarán a su vida diaria en mayor o menor medida dependiendo de tres factores destacables: el grado de pérdida que posea, las características personales del sujeto junto con su motivación y el entorno familiar y social.

Según nos comentan cuando acuden por primera vez a la asociación uno de los principales problemas a los que se enfrentan es la falta de comprensión del lenguaje oral, debido a la falta de información que obtienen del mensaje, ya que parte de este se pierde. Les resulta muy complejo acceder a toda la información que les llega y muchos manifiestan la sensación de “oír pero no entender”, debido a que son incapaces de descodificar la palabra hablada. Les resulta muy complicado seguir una conversación, sobre todo si es entre varias personas y en ambientes ruidosos. Además, en la mayoría de casos nos indican que les comentan que su tono de voz ha aumentado considerablemente, aunque ellos no se han percatado de ello.

Objetivos

Una vez comentadas las características de este tipo de hipoacusia y su problemática, resulta obvio señalar que lo más recomendable es la adaptación protésica, realizada por profesionales cualificados lo más tempranamente posible, junto con un programa de rehabilitación auditiva para asegurarse que las prótesis auditivas resulten útiles. Por ello en este artículo haremos una breve descripción de los diferentes tipos de prótesis auditivas, centrándonos en las más demandadas por los afectados por esta patología y con los que actualmente trabajamos en la asociación. Además comentaremos algunos de los recursos auditivos a los que pueden tener acceso, tanto en lugares públicos como privados, y de los cuales pueden beneficiarse.

Ayudas técnicas auditivas

Se define prótesis auditiva como “elementos materiales de apoyo acústico, es decir, el conjunto de aparatos tecnológicos que tienen el fin de ayudar a recuperar la sensibilidad sonora.” (http://www.gaesivsordera.es/blog/protesis-auditiva/#sthash.3lRoLN0V.dpuf).

El uso de prótesis auditivas en adultos va a depender del tipo de pérdida que tengan, por ello en hipoacusias moderadas son recomendables los audífonos para mantener un buen nivel auditivo, así como se hacen precisos en hipoacusias severas ya que sin ellos resulta muy complicado llegar al lenguaje oral y en hipoacusias profundas son forzosamente un elemento necesario para acceder al mundo sonoro. Los tipos de prótesis auditivas con las que trabajamos y las más generalizadas en las hipoacusias postlocutivas son los audífonos y los implantes cocleares.

Audífonos

Definimos los audífonos como dispositivos destinado a mejorar, corregir o rehabilitar la audición de los deficientes auditivos, para una adaptación específica o apropiada a sus capacidades de percepción y tolerancia. (FIAPAS, Jáudenes, C. et al. (2004): Manual Básico de Formación Especializada sobre Discapacidad Auditiva (4º e.). Madrid, Fiapas)

Entre nuestros usuarios de este tipo de prótesis todos disponen de audífonos con tecnología digital, los más utilizados hoy en día debido a los grandes avances realizados en las últimas décadas en este campo y a sus mejores prestaciones.

A diferencia de los audífonos analógicos, los audífonos con tecnología digital cuentan con numerosos elementos que facilitan su manejo por parte del beneficiario y mejoran notablemente la audición. Una de las prestaciones más importantes consiste en incorporar varios programas, cada uno con una programación distinta, y adaptados a diferentes situaciones. El programa denominado generalmente como “confort” o “principal” es programado conforme las necesidades acústicas que presente cada paciente en concreto. Los otros programas normalmente se utilizan en distintas situaciones sonoras donde el programa principal no resulte tan útil, como pueden ser ambientes ruidosos.

Otra prestación destacable es la Tele-bobina, mediante este sistema el audífono o implante puede beneficiarse del uso de recursos auditivos externos y posteriormente veremos su utilidad en el apartado de recursos auditivos.

  • Componentes:

Todos los audífonos constan de un micrófono, encargado de captar los sonidos del exterior transformándolos en señales eléctricas. El procesador analiza la señal eléctrica enviada por el micrófono y la modifica. El amplificador es un circuito electrónico encargado de amplificar la señal acústica; por último, el auricular transforma la energía eléctrica en energía acústica para su posterior emisión al oído.

  • Tipos de audífonos:

Según el diseño y donde estén situados los audífonos encontramos diferentes tipos:

Audífonos retroauriculares: La principal característica de este tipo de audífonos es su colocación, situada detrás del pabellón auditivo y en general, son los audífonos más demandados en la actualidad. Entre este tipo de audífonos diferenciamos distintos tipos según las necesidades de cada portador.

- Los audífonos BTE son los más utilizados por abarcar todo el rango de pérdidas auditivas (de leves a profundas), son más resistentes y disponen de un mantenimiento más económico, todo esto unido a su funcionalidad hacen que resulten muy competitivos. Sus principales componentes son: una carcasa retroauricular que aloja los componentes electrónicos, el molde situado dentro del oído externo y un tubo acústico encargado de transmitir el sonido y unir la carcasa al molde.

- Los audífonos Open Fit resultan recomendables en pacientes con otitis crónica debido a que al no alojar molde en el interior del oído externo facilita la ventilación del mismo.

- Los audífonos RITE son recomendables en pérdidas moderadas y severas. Además presentan menos problemas de retroalimentación y mejoran la ganancia en las frecuencias agudas.

Audífonos Intraauriculares: Aparte de los audífonos retroauriculares, encontramos en el mercado este otro tipo de audífonos cuya principal cualidad, y que los diferencia de los anteriores, es el lugar dónde van alojados, el interior del canal auditivo externo. Existen diferentes modelos dentro de este tipo de audífonos, como los modelos ITE o intraconcha, ITC o intracanal o los CIC. Pero todos ellos comparten unas características comunes: ofrecen menos potencia que los retroauriculares y por ello se aconsejan para pérdidas más leves, proporcionan mayores ventajas estéticas al quedar alojados dentro del canal auditivo externo. Un inconveniente es que no son recomendables en niños.